Prefacio

Estás en el espacio technicolor donde el tiempo transcurre de una manera poco convencional...
Antes de entrar al justo medio entre la razón y el sentimiento...no intentes comprenderlo...sólo sentirlo...aún a pesar de kantian@s, existencialistas y radicales..Encontrarás diferentes personajes que deambulan por estos espacios..

Ni todos son reales ni todos son ficticios..son simplemente acompañantes del camino..

martes, 20 de noviembre de 2012

los días que estaban vivos..

antes escribía historias de amor...de esas que todo mundo sueña con tener. las escuchaba en las calles, las leía en las paredes de los baños públicos, las experimentaba con cada poro de mi ser. pero un día eso terminó. se acabaron los amores, los cuentos, las canciones, las poesías. se esfumaron los sueños propios, los compartidos. todo se llenó de obscuridad.. nada calmaba a estos ojos cansados de llorar.. luego me cansé de sufrir, de sentir que se me acababa el mundo. llegaron las historias y las dejé escapar. vinieron los amores y los elegí fugaces. tocó la puerta la neurosis y le abrí las piernas de par en par. ahora no escribo historias de amor, por que ya no las reconozco. tampoco leo poesía, por que no me sale el desamor. hoy las historias recorren mi cuerpo, mi deseo, mis espacios, los silencios. las historias ya no las cuento, al igual que dejé de contar los días que me quedaban vivos.. ahora sólo siento..

3 comentarios:

Unknown dijo...

Entre contar las historias y sentirlas, el aullido. Es un tránsito reversible, por fortuna. Y entonces, cuando regresas, tienes algo de loba y de mujer herida que, es más grande que todas sus historias -las que cuenta y las que siente-
¡Cuánta falta hace ese pan!

Ninia Chef dijo...

Que placer ver tu renacimiento tocaya...compartiremos historias, letras y muy afortunadamente momentos. Abrazos y buenas letras

Berenice Alvarez Gonzalez dijo...

Amo leerte de nuevo